google-site-verification=plb7qoZpgJcHniM2ezhBQSRYoWQzJFZ2qXNkOvcjI94
top of page

NOS EDUCARON PARA TENER

A toda persona que conozcas en línea ascendente cerca de ti, es decir hermanos o primos mayores, papás, tíos, abuelos, bisabuelos y más nos educaron para tener (y no hablo solo de posesiones materiales, sino también de ciertas emociones como, por ejemplo: los niños no lloran, las mujercitas decentes no viven solas antes de casarse…


Desde mi humilde opinión muchos de nuestros conflictos internos vienen de esas creencias de esa forma de educación donde los principales problemas entre ellos: falta de inclusión, respeto al prójimo, violencia nos han acompañado en el estilo de vida del TENER primero antes que SER y descubrir nuestro potencial humano.


Tener como obligación, como reglas por cumplir, como parte fundamental de la educación donde primero debes obedecer y dar, para después recibir a muchas generaciones nos prepararon para competir, para sobresalir, para ser mejor que el de al lado, para hacer lo que se tenga que hacer por lograr el resultado.

¿te suenan estas ideas? Que tal las frases:


  • El fin justifica los medios

  • ¡Soluciónalo y consíguelo HOY! (entre líneas como puedas, como sea)

  • ¿Qué (el o ella) es mejor que tú?

  • El/ ella lo tiene, lo quiero yo!

  • Rodéate de personas mejor que tú

  • Búscate un novio/a con quien mejorar nuestra familia no la de ellos.

Y justo ahí entre las frases que oí en mi casa y en las familias cercanas más las investigaciones realizadas en el camino a la creación de mi proyecto Personitas Honorables© es donde yo sustento que empiezan los problemas de una generación que no se reconoce, que no se valora, que solo sabe de competencias, de reglas, de como si debe hacer lo que tenga que hacer por tener y ser mejor que el otro, incluso mejor que su hermano, que su mejor amigo, que su tío, que su papá…


Una educación donde el poder juega un papel fundamental que rige incluso el carácter de hombres y mujeres donde hoy la mujer sigue buscando un lugar de igualdad en lugar de enaltecer sus bondades y diferencias positivas, una mujer (desde mi humilde punto de vista) nunca será mejor o peor que un hombre, mucho menos será igual, pero, ese es otro tema que por ahora no tocaremos, regresemos a centrarnos en la parte de la educación con base en el TENER.


Tienes que ir a la escuela

Tienes que sacar buenas calificaciones

Tienes que ser participativo.


Tienes que conseguirte un buen empleo

Debes tener un muy buen salario

Tienes que comprarte un buen auto

Tienes que vestir bien, como te ven te tratan, en esta vida todo es imagen

Tienes que comprarte una casa

Tienes que casarte

Debes tener hijos

Tienes que formar una buena familia

Tienes que…


Hablando un poco de mi aprendizaje significativo que es con el que yo comparto mis ideas y resultados de mis investigaciones puedo compartirte que yo rompí con ese patrón de vida y que no hice muchas de las cosas enlistadas que se me habían marcado en general como idea de una vida feliz (casarme, realizarme como mujer al ser madre y otras ideas más). Lo que si hice desde mi primer año escolar es ser competitiva y siempre querer ser mejor que los demás, y no, no cualquiera era mi amigo o amiga en la escuela y no, no cualquiera formaba parte de mi equipo de trabajo. Así la vida hasta que entendí que tenía todo lo material y muchas otras posibilidades al alcance de mis manos cumpliendo con un sistema social y laboral como trabajar 14- 16 horas y haber conseguido el rol rutinario de 6am a 12am. Hasta que un día muy dentro de mi entre preguntas, sueños, conversaciones, platicas con mas personas llegué a la pregunta decisiva ¿Quién soy yo?


Y después de esta primera pregunta te llevo a la parte de las siguientes preguntas que estoy segura te harán pensar en tu aquí y ahora.


¿Tener todo lo que tienes hoy te hace feliz?

¿Eres una persona dichosa?

¿Estás en paz contigo mismo/a?

¿Estas viviendo la vida que soñaste o se acerca un poco a lo que soñabas de joven, de niño?

¿Qué estás haciendo con tu vida?


Yo puedo entender mil y una razones de los porqués con los que vas a contestar estas preguntas, de hecho, después de hacerlas y responderlas te invito a que te hagas las mismas preguntas empezando con un PARA QUE, por ejemplo ¿Para que tienes todo lo que tienes (¿posesiones materiales, emociones, obligaciones… hoy y si eso te hace feliz?


Incluir un ¿para qué? Nos permite definir en lugar de justificar, me parece que incluso nos anima a contestar con una actitud positiva.

Date la oportunidad de empezar con la pregunta ¿Quién Soy?, ¿Que me gusta hacer?, ¿Qué quiero hacer conmigo desde el amor propio, en amor al prójimo? NO se trata de botarlo todo y salir corriendo, se trata de definir mi SER para comenzar a alinear el estilo de vida que conmigo mismo y los míos quiero disfrutar. ¡Que sea hoy el primer día del resto de tu vida en amor! Bendecido SER eres.


Anna Siller

instagram: analiasiller

facebook: analiasillerfernandez




13 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page